Guía para salir de la violencia: ¡Realizá la denuncia!

  • Buscá apoyo:

    Es muy importante que antes, durante y después de hacer la denuncia, busques una red de contención y apoyo de amigos, familiares o profesionales, para que te acompañen durante el proceso. Puedes estar acompañada en todo momento por una persona de tu confianza. Este es un derecho que podés y debes exigir.

    Es necesaria esta red porque es frecuente que el agresor trate de ubicarte nuevamente para pedirte “perdón”, desee hablar para aclarar la situación u otra razón. Por tu seguridad, no te acerques al agresor o evita encontrarte con él porque es muy usual que repita su conducta violenta. Buscá apoyo

  • ¿Dónde denunciar?:

    Es preferible realizar la denuncia por violencia de género directamente en la OVD. Por un lado, porque serás atendida por un equipo especializado en la temática; y por el otro lado, si llegaras a ir por otra vía, luego te derivarán a la OVD para tramitar las medidas de protección, por lo que tendrías que declarar dos veces. ¡Entrá acá si querés conocer más sobre dónde denunciar!

  • Medida de protección:

    Si necesitas protegerte, solicitá Medidas de protección, de esta manera podés prohibirle a tu pareja que se acerque a tu domicilio, a tus hijos/as, que no pueda contactarte, atacarte, llamarte por teléfono, entre otras medidas. Para poder obtenerlas, tenés que dirigirte a la Oficina de violencia doméstica. ¡Entrá aquí si quieres conocer otros lugares donde denunciar!

Más sobre la denuncia

La víctima puede realizar la denuncia luego de transcurridos los hechos que dieron origen a la violencia. Es importante que la mujer se encuentre contenida por familiares, amigos y esté convencida para sostener la denuncia y atravesar el proceso. El proceso judicial suele llevar un tiempo considerable y, si bien la nueva ley 26.485 permite que se agilicen, hay que tener en cuenta que se deben realizar trámites y gestiones.

Solo es necesario que la víctima lleve su identificación personal. Puede presentar cualquier documento que identifique su identidad, sin importar la nacionalidad o la situación legal de la denunciante. La identidad de la mujer será reservada durante la investigación conforme Art. 21 de la Ley N° 26.485. Pueden llevarse pruebas y/o datos del lugar donde se recibió asistencia médica o de otro tipo, si se tienen.

Sí, es gratuito. La Ley N° 26.485 garantiza el acceso a la justicia y establece que la denuncia, asistencia y el patrocinio jurídico (abogado/a) será gratuito.

Es notificar ante las autoridades que una mujer, niña o adolescente sufrió algún tipo de violencia. Las autoridades tienen el deber de tomar todas las denuncias, deben creerle a las mujeres que denuncian una violencia e informarles sus derechos y tomar medidas de protección cuando sea necesario.

Todas las niñas, adolescentes y mujeres víctimas de cualquier tipo de violencia, tienen el derecho a realizar la denuncia y a que se pruebe dicha violencia. A partir de la denuncia, comenzará el proceso judicial donde la mujer, niña o adolescente víctima de violencia podrá acreditar los hechos denunciados y acompañar todo tipo de pruebas que facilite la investigación. Si la justicia confirma el hecho, la mujer puede pedir la indemnización por los daños sufridos.

Las personas que se desempeñen en servicios asistenciales, sociales, educativos y de salud, en el ámbito público o privado, que con motivo o en ocasión de sus tareas tomaren conocimiento de un hecho de violencia contra las mujeres, estarán obligados a formular las denuncias, aun en aquellos casos en que el hecho no configure delito.

La denuncia la puede efectuar directamente la mujer, niña o adolescente que, sufre o sufrió alguna forma de violencia o a través de sus representantes legales.

Cuando la víctima, por alguna razón, no pudiese formular la denuncia, puede ser realizada por cualquier otra persona. En este caso la víctima debe confirmar o no la denuncia dentro de las 24 hs siguientes.

Se pueden solicitar medidas de protección como: exclusión del hogar del agresor (prohibición de su acceso a tu domicilio, tu lugar de trabajo o lugar de estudio de tus hijos), prohibición de acercamiento (medida perimetral) o fijación de alimentos provisorios u otra medida urgente que se considere oportuna para la protección de la víctima (Para mayor información ver Ley de Protección Integral a Las Mujeres - Ley 26.485).

  • Medidas: Tenes derecho a SOLICITAR medidas de protección integrales: el juez que interviene puede, ordenar una o más de las siguientes medidas en cualquier momento del proceso judicial, estableciendo un plazo de duración de las mismas:

    • Prohibición de acercamiento del agresor al lugar de residencia, trabajo, estudio, esparcimiento o a los lugares de habitual concurrencia de la mujer que padece violencia.

    • Cese en los actos de perturbación o intimidación.

    • Restitución inmediata de los efectos personales por parte del agresor, si la víctima se ha visto privada de los mismos.

    • Prohibir al presunto agresor la compra y tenencia de armas, y ordenar el secuestro de las que estuvieren en su posesión.

    • Asistencia médica o psicológica, en centros especializados en la prevención y atención de la violencia contra las mujeres.

    • Medidas de seguridad en el domicilio de la mujer.

    • Toda otra medida necesaria para garantizar la seguridad de la mujer que padece violencia y hacer cesar la situación de violencia.

  • Procedimiento:

    • Audiencia: El juez que interviene puede fijar una audiencia dentro de las 48 hs de ordenadas las medidas, o desde el momento que tomó conocimiento de la denuncia.

      El presunto agresor está OBLIGADO a asistir o puede ser llevado por la fuerza pública.

      En la audiencia, se escuchará a las partes por separado, y el juez ordenará las medidas que considere convenientes. En ningún caso la audiencia se hará con el fin de lograr un acercamiento entre las partes. La misma no tiene carácter de mediación o conciliación.

      Siempre que fuere posible el juez podrá solicitar un informe realizado por un equipo interdisciplinario, que deberá ser enviado en un plazo de 48 hs, para que pueda determinar los daños físicos, psicológicos, económicos o de otro tipo sufridos por la mujer y la situación de peligro en la que se encuentre (denominado “informe de riesgo” que es elaborado por la Oficina de Violencia Doméstica).

    • Incumplimiento de las medidas: Ante el incumplimiento de las medidas, el juez puede evaluar la posibilidad de modificarlas, pudiendo ampliarlas u ordenar otras medidas.

    • Sanciones: Frente a un nuevo incumplimiento el Juez deberá aplicar algunas de las siguientes sanciones:

      Advertencia o llamado de atención por el acto cometido.

      Comunicación de los hechos de violencia al organismo, institución, sindicato, asociación profesional o lugar de trabajo del agresor.

      Asistencia obligatoria del agresor a programas reflexivos, educativos o terapéuticos.

      Cuando se trate de desobediencia u otro delito, el juez deberá poner el hecho en conocimiento del juez con competencia penal.

    • Seguimiento: El juez debe controlar el cumplimiento de las medidas, ya sea a través de la presencia de las partes al tribunal, y/o mediante la intervención del equipo interdisciplinario, quienes elaborarán informes periódicos acerca de la situación.

    • Obligaciones de los/as funcionarios/as: Los funcionarios policiales, judiciales, agentes sanitarios, y cualquier otro funcionario público a quien acudan las mujeres afectadas, tienen la obligación de informar sobre:

      Los derechos de la mujer que padece violencia, y sobre los servicios para su atención.

      Cómo y a dónde ir para ser asistida en el proceso.

      Cómo preservar las evidencias.

Si una persona es testigo o reconoce que se está concretando un hecho de violencia contra una mujer o niña, lo primero que le sugerimos es que no se desentienda.

Si no tiene vínculo con los protagonistas, puede dar señales, sin que su vida corra peligro, para que el agresor tome conocimiento de que hay alguien atento a lo que está ocurriendo. También puede efectuar una denuncia o comunicarse con las líneas de atención y asistencia a las víctimas – Para más información Orientación Líneas.

Si considera necesario, puede pedir a los servicios de emergencia que se dirijan al lugar de los hechos (Línea 911 (cuadro), Línea 137 (Cuadro) - Para más información ir a Emergencias.

Si la persona que está sufriendo el hecho de violencia es familiar, amiga o conocida, intente hablar con ella, para que pueda expresarse. En general, las mujeres se abstienen de hablar sobre el maltrato que sufren de sus parejas o ex parejas. Es fundamental no poner en duda lo que la víctima le cuenta, no permita que se sienta sola, trate de ponerse en su lugar, comprenderla y orientarla a encontrar la ayuda especializada.

En casos de violencia contra las mujeres pueden actuar tanto la justicia penal como la justicia civil. Muchas veces, pueden actuar ambas a la vez por los mismos hechos.

Justicia civil (regula todas y cada una de las relaciones entre las personas, por ejemplo: casamientos, divorcios, hijos, herencia, etc.): Puedes iniciar una causa en la justicia civil para solicitar medidas de protección que garanticen tu seguridad e integridad física y la de tus hijos/as. Incluso se pueden resolver de manera temporal otras cuestiones familiares vinculadas con la situación de violencia (por ejemplo, la tenencia de hijos/as en común, el régimen de visitas, la cuota alimentaria).

Justicia penal (Prohíbe conductas, y no regula relaciones como es el caso de la justicia civil): Si los hechos que sufriste constituyen algún delito (por ejemplo, amenazas, lesiones, daños, abuso sexual, privación ilegal de la libertad, violación de las medidas de protección, etc.) podés hacer una denuncia penal para que se investiguen los hechos denunciados y se sancione al agresor.

Tené en cuenta lo siguiente:

  • Leé la denuncia y, si algo no fue escrito correctamente, pedí que lo cambien. Es tu derecho!

  • Recordá solicitar una copia de la denuncia que realizaste.

    • Si necesitas protegerte, solicitá Medidas de protección, de esta manera podés prohibirle a tu pareja que se acerque a tu domicilio, a tus hijos/as, que no pueda contactarte, atacarte, llamarte por teléfono, entre otras medidas. Para poder obtenerlas, tenés que dirigirte a la Oficina de violencia doméstica. Denuncia

    • En caso de incumplimiento de las medidas de protección dictadas (por ejemplo, si él entra a tu casa a pesar de habérselo prohibido), inmediatamente informá al Juzgado o Tribunal que dictó esa medida para exigir que se cumpla.

  • Si tenés un certificado médico donde aclara tu estado de salud y lesiones que tuviste en el momento del hecho, preséntalo cuando estás realizando la denuncia. Tu salud primero

  • Reuní toda la documentación necesaria para probar la agresión! Documentación

Recordá que tenés derecho a:

  • Que te atiendan en un lugar protegido, en donde respeten tu intimidad, tu integridad y te garanticen confidencialidad.

  • Que te escuchen.

  • Que confíen en lo que estás declarando.

  • Que no te juzguen por lo que te pasó.

  • Que te brinden apoyo psicológico, legal y atención médica para evitar que contraigas una enfermedad de transmisión sexual y, que pongan a tu disposición el método de anticoncepción de emergencia.

  • Fuente: Ley de Protección Integral a las Mujeres N° 26.485 (art. 7; 10; 16).